Viñedos del Contino

 

 

En Viñedos del Contino conviven, en perfecta armonía, tradición e innovación. Moderna nave de vinificación, con mesa de selección y depósitos de tamaño reducido, adaptados a las parcelas y variedades: Depósitos de fermentación con capacidad reducida recogen la producción de cada parcela de la finca de manera individualizada y, dependiendo de las características de la uva, ésta se elaborará de una forma u otra. Calados del siglo XVI guardan los vinos en las mejores condiciones de temperatura y humedad.

Tal vez por eso, por el respeto y el cuidado con el que son tratados estos caldos, al Contino se le reconoce, después de 30 años y desde su primera añada, cosecha de 1974, como el resultado de una combinación idónea de viñedos, clima, suelo y técnica. En definitiva, un vino con gran personalidad que triunfa dentro y fuera de nuestras fronteras. En sus calados, que se incluyen entre los más antiguos de La Rioja, se escuchan los ecos de una tradición vinícola muy arraigada y las voces de la tecnología más avanzada.

La bodega y las viñas del Contino se encuentran en un meandro del Ebro, en tierras de La Guardia, en la Rioja Alavesa. Dominadas y protegidas por el Cerro de la Mesa, cuentan con una orientación y mesoclima idóneos para la crianza del vino.

Si tuviéramos que imaginar un clima perfecto para crear el mejor vino, pensaríamos en una atmósfera donde los veranos y los inviernos conspiraran para conseguir la máxima expresión de nuestros vinos. Y por eso, pensaríamos en la Rioja Alavesa. Situada en la depresión del Ebro, disfruta de unas características climáticas idóneas para obtener excelentes cosechas.

Los vinos